Cómo ayudar a tu Parroquia

  1. Orando por el Papa, los Obispos, los Sacerdotes, los Diáconos, los Seminaristas, las  Religiosas, las vocaciones, los catequistas y los ministros extraordinarios y en especial, por nuestro Párroco.
  2. Orando por los enfermos y difuntos de la Parroquia.
  3. Defendiendo la doctrina católica y no prestando atención a rumores y comentarios sin fundamentos.
  4. Participando en las actividades pastorales y educativas.
  5. Velando por la protección del templo y el equipo de la Parroquia
  6. Participando en los diferentes Ministerios Parroquiales
  7. Haciendo una contribución mensual para los gastos ordinarios de la Parroquia.
  8. Participando en las actividades específicas de recaudación de fondos.
  9. Promoviendo las visitas al website de la Parroquia.